miércoles, 3 de mayo de 2017

Cuando ser propietario de un caballo de carreras cuesta muy poco: cuadra El Paddock

Por: Ana Escauriaza


Concretamente, ser propietario de un pura sangre y verlo competir puede costarte menos de 100 euros al mes. Con esta idea va a nacer la cuadra multipropiedad “el paddock”, pero las ventajas no se quedan ahí.

La idea nace en el foro “el paddock” (del que recibe su nombre esta nueva escudería) por parte de un gran conocedor del mundo de los PSI y de las carreras, Manuel Cid. Bajo el pseudónimo de “sur_vamos” lanzaba una idea muy apetecible: juntar a un buen grupo de aficionados para poder cumplir el sueño de todo amante del turf: tener tu propio caballo.

Como todo buen amante de este mundillo sabe, ser propietario no es barato. Tener un caballo en entrenamiento ronda los 1.500 euros. A esto hay que añadirle el precio de compra del animal y otros gastos (transporte, dar de alta los colores, adquirir la chaquetilla y la gorra…). Por eso, desde hace tiempo vienen siendo habituales las cuadras multipropiedad: no sólo existe un único propietario, sino que son varios amigos los que deciden juntarse para ahorrar gastos y compartir afición.


Las ventajas no son sólo económicas. Como puede leerse en el foro de los relatos de usuarios que han pasado por esta experiencia, las cuadras multipropiedad tienen muchos alicientes. Para empezar, permite conocer a otros aficionados que comparten el veneno del turf. Además, cuando el caballo corre, se organizan quedadas para disfrutar del día de carreras todos juntos. Y a la hora de tomar decisiones y abordar problemas (¿qué caballo comprar?, ¿con qué preparador dejarlo?, ¿debe parar ya esta temporada y descansar?) es bien sabido que, cuantas más cabezas pensando, mejor.

Pero la cuadra el paddock no es una multipropiedad cualquiera, sino que es mucho más. Nace en un foro de internet y está abierta a todo el mundo. Cualquier persona puede formar parte del ilusionante proyecto, aunque no conozca de nada a ninguno de los integrantes. Sólo se exigen dos cosas: afrontar los gastos y, sobre todo, tener mucha, mucha ilusión.

Y es que el desembolso inicial es irrisorio: en torno a 60 ó 70 euros (dependiendo del número total de personas que finalmente se unan al proyecto) y no habrá un gasto mayor inicial pues no se comprará ningún ejemplar, sino que se alquilará un caballo que ya está corriendo. Es decir, con un pequeño gasto de 70 euros, podremos ver correr a nuestro caballo en un par de semanas.



Y aquí encontramos otra de las exigencias de esta bonita iniciativa: comprar (o alquilar, en este caso) un caballo con el que competir lo antes posible y divertirse. Aunque es precioso comprar un yearling o, incluso, una yegua preñada y vivir desde el minuto 1 la vida del futuro campeón, en este proyecto tienen claro que la idea principal es enganchar como propietarios a quienes nunca lo han sido y para ello nada mejor que un caballo que les permita competir cuanto antes.

La cuadra el paddock ya tiene la mantilla y la silla puesta y está lista para bajar a pista y galopar, ya tienen entrenadora (que será Michaela Augelli) y ya casi tienen caballo. Quien quiera sumarse, ¡deberá hacerlo cuanto antes!.